Sagrados Sacramentos

BAUTISMO

 

Los feligreses que deseen bautizar a un niño deben estar registrados en la parroquia y comunicarse con nuestra oficina lo más pronto posible para llenar su formulario de inscripción y separar la fecha deseada.

 

Una vez llenen este formulario, los padres del niño a ser bautizado deberán tomar una clase bautismal que se lleva a cabo todos los segúndos sábados del mes a las 10:30am.

 

Los padrinos deben ser católicos y tener todos sus sacramentos (Bautismo, Primera Comunión y Confirmación). Si son casados, deben estar Casado en la Iglesia católica.

 

La celebración del sacramento del Bautismo es todos los cuartos sábados del mes a las 11:00am.

 

Un adulto que desee bautizarse deberá el proceso a el bautismo, por favor refiérase a nuestra página de Formación en la Fe para Adultos. 

 "El Santo Bautismo es la base de toda la vida cristiana, la puerta a la vida en el Espíritu, y la puerta que da acceso a los otros sacramentos. Por medio del bautismo somos liberados del pecado y renacimos como hijos de Dios; Nos convertimos en miembros de Cristo, somos incorporados a la Iglesia y nos hacemos partícipes en su misión: "El Bautismo es el Sacramento de la regeneración a través del agua en la palabra" (Catecismo de la Iglesia Católica, 1213).

Haga clic aquí para ver nuestras guías para el Bautismo 

 

PRIMERA COMUNIÓN

 

La Primera Comunión se recibe normalmente en el segundo grado. Los padres deben comunicarse con el Director de Educación Religiosa de nuestra parroquia para empezar el proceso de formación en la fe de sus hijos.

Las inscripciones empiezan usualmente en el mes de mayo y las clases en el mes de Agosto.

Los colegios católicos, la escuela de religión de la parroquia, o el programa de Educación en Casa requieren por lo menos dos años de preparación antes de la recepción del sacramento.

  

"La Eucaristía es la fuente y la cumbre de la vida cristiana. Los otros sacramentos, y de hecho todos los ministerios eclesiásticos y las obras del apostolado, están ligados a la Eucaristía y están orientados hacia ella. Porque en la bendita Eucaristía está contenido todo el bien espiritual de la Iglesia, es decir, Cristo mismo, nuestra Pascua "(Catecismo de la Iglesia Católica, 1324).

 

 

CONFIRMACIÓN

 

Los niños normalmente reciben el Sacramento de la Confirmación en el 10 º grado si han recibido los dos años previos de preparación a través de nuestro programa de PSR (Escuela de Religión Parroquial) o a través de una escuela católica o Programa de Escuela en Casa. Por favor visite la página de Confirmación en nuestro sitio web Life Teen para más información.

 

Los adultos que no han sido confirmados deben visitar nuestra página de RCIA en nuestro sitio web de Formación de Fe de Adultos.

 

"El bautismo, la Eucaristía y el sacramento de la Confirmación constituyen juntos los sacramentos de la iniciación cristiana ", cuya unidad debe salvaguardarse. Debe explicarse a los fieles que la recepción del sacramento de la Confirmación es necesaria para la realización de la gracia bautismal. Porque por el sacramento de la Confirmación, los [bautizados] están más perfectamente ligados a la Iglesia y están enriquecidos con una fuerza especial del Espíritu Santo. Por lo tanto, como verdaderos testigos de Cristo, son más estrictamente obligados a difundir y defender la fe con palabras y hechos "(Catecismo de la Iglesia Católica, 1285

 

MATRIMONIO

 

¡Felicidades por tu compromiso! En Santa Catalina les deseamos todas las bendiciones a medida que comienzan su viaje hacia el matrimonio. Este tiempo de preparación durante su compromiso es un tiempo de gran alegría; Sin embargo, también puede ser un momento muy estresante para muchos. La siguiente información le ayudará a comenzar el proceso de preparación como pareja para el Sacramento del Matrimonio.

 

Haga clic aquí para ver nuestras guías para el Matrimonio. 

"El pacto matrimonial, mediante el cual un hombre y una mujer establecen entre sí una asociación de toda la vida, está por su naturaleza ordenada para el bien de los cónyuges y la procreación y educación de la descendencia; Este pacto entre los bautizados ha sido elevado por Cristo Señor a la dignidad de un sacramento "(Catecismo de la Iglesia Católica, 1601).